El examen físico durante la consulta telemédica (teleconsulta)

Durante una atención telemédica se puede hacer el examen físico. La principal diferencia entre el examen físico presencial y el virtual es la pérdida de la percepción háptica que es el estudio del comportamiento del contacto y las sensaciones.

No contamos, durante la consulta telemédica con el sentido del tacto ni del olfato, pero si mantenemos el sentido de la vista y el auditivo y podemos evaluar una facie, el ritmo de la respiración, el tono de la piel, las características de la marcha, etc. Los pacientes además pueden seguir nuestras instrucciones para ayudar en su propio examen, como solicitar que muevan sus articulaciones, evaluar si tiene dolor en áreas específicas, mover la cámara para ver sus ojos, garganta, erupciones en la piel. También podemos instruirles que se tomen el pulso, la temperatura, la presión arterial, o que se pesen y midan. También podemos usar a otros integrantes de la familia para que ayuden al examen físico y que sigan nuestras instrucciones para examinar el abdomen y evaluar la sensibilidad según nuestras instrucciones. Hay miles de experiencias de diagnósticos de cólicos biliares, renales o apendicitis a través de telemedicina.

Esto no solo añade información valiosa al examen físico, sino que además ayuda al paciente a ser una parte activa de su atención médica. Por ejemplo al evaluar un dolor abdominal, al hacer que el paciente entienda dónde está el cuadrante inferior derecho y por qué es importante saber si el dolor se localiza en esa región le ayuda también a darse cuenta de cuándo y por qué podría necesitar más evaluación.

Además, nuestra estrecha e ininterrumpida asesoría en línea le permite al paciente saber cuándo es apropiado para un nivel más alto de atención y cuál es ese nivel, es decir, acudir a la atención de urgencia versus la consulta ambulatoria. Tenemos la ventaja adicional de ver al paciente en su ambiente hogareño y entender cómo se ve. No contamos con esa información en una visita presencial.

Es bien sabido que “una evaluación cuidadosa del paciente puede llevar al diagnóstico correcto el 80% de las veces”, y esa evaluación cuidadosa incluye el examen físico. El examen físico a la distancia a menudo depende en gran medida de la creatividad e ingenio de los médicos para reunir información análoga a la de un examen físico al lado del paciente.

Consultas habituales y cómo examinarlas a distancia

Conjuntivitis y problemas del ojo

  • Puede ver fácilmente un ojo en el video para evaluar la inyección, la ictericia y la simetría.
  • Puede evaluar la agudeza visual con la ayuda de aplicaciones de tablas oculares (Snellen) que pueden ser descargadas en PDF mientras se está en la teleconsulta.
  • Puede instruir a los pacientes para que muevan los ojos para evaluar los movimientos oculares adicionales.
  • Puede evaluar la reactividad pupilar pidiéndole al paciente que use una linterna.

Faringoamigdalitis y dolores de garganta

  • Pida al paciente que mueva la cámara para evaluar las amígdalas en busca de enrojecimiento, exudados e hinchazón.
  • Pida al paciente que evalúe si tiene sensibilidad en los nódulos linfáticos presionándolos.
  • Observe si tose, o tiene secreción nasal, solicite al paciente o familiar que tome su temperatura y observe como lo hace.
  • Estos son los mismos criterios utilizados en una atención presencial para detectar una faringitis estreptocócica en comparación con un dolor de garganta viral.

Dolor de tobillo

  • Use las reglas de Ottawa para evluar el tobillo.
  • Pregunte si estaba soportando peso en el momento de la lesión.
  • Haga que el paciente o la familia palpe sobre las áreas específicas de sensibilidad ósea incluidas en la regla de Ottawa.
  • Evalúe si puede soportar el peso.
  • Si todo es negativo, puede ahorrarle a la mayoría de los pacientes una visita a la urgencia para una radiografía.

El examen físico a la distancia ha sido siempre la razón esgrimida por los colegios médicos, universidades y asociaciones profesionales que se oponían a la telemedicina (ver nota Super-Telemedicina contra SARS-Cov-2). Hoy todos los que decían ES-UN-RIESGO, NO-HAY-QUE-PERMITIRLO, NO-SE-PUEDE-HACER-EXAMEN-FÍSICO están cambiando sus discursos y solicitando acceso a sistemas de teleconsulta, dejando de llamarla tele-orientación, y pidiendo ayuda para hacer recetas online. Ya era hora.

No es la especie más fuerte la que sobrevive, ni la más inteligente, sino la que responde mejor al cambio - Charles Darwin

Fuente: http://www.telemedmag.com/article/telemedicine-physical-better-think/

2 Me gusta