Uso de Google Glass para mejorar el desarrollo de niños con Trastorno del Espectro Autista (Ensayo Clínico Randomizado)

(Alejandro Mauro) #1

El trastorno del espectro autista (TEA) es una condición neurológica que comprende diferentes enfermedades que se manifiestan en la niñez (el autismo, el síndrome de asperger y el trastorno generalizado del desarrollo no especificado están en esta categoría). En Chile no hay muchas certezas de la prevalencia de este trastorno, en USA es de 1 cada 100 niños aproximadamente.

El trastorno se manifiesta con dificultades en como se comporta, interactúa y aprende el niño. Las dificultades para concentrarse, establecer contacto visual y reconocer expresiones faciales son síntomas del TEA.

El tratamiento recomendado por los expertos para este trastorno es el del Análisis Conductual Aplicado (ABA en inglés), una técnica psicológica para modificar el comportamiento, buscando sustituir conductas inadecuadas por otras funcionalmente equivalentes. Estas terapias duran años y son muy costosas (requieren de personal altamente entrenado que es difícil de encontrar y varias horas a la semana).

Investigadores de Stanford tuvieron una idea. Utilizar un dispositivo wearable, los Google Glass (lentes de google), para que los niños los utilizaran mientras estaban en sus casas y que el software fomentara el contacto facial y les diera feedback sobre las interacciones del hogar.

Link al estudio

¿Cómo funciona?
Los Google Glass tienen un software con algoritmos de visión de computadora (ver más sobre DeepLearning en el foro) y están conectados a un teléfono móvil que tiene el software que le da feedback al niño. Los lentes registran las expresiones faciales del niño y las expresiones faciales de la familia a la que él mira, el algoritmo las clasifica (en Feliz, Triste, Enojado, Asustado, Sorprendido, Disgustado, “meh” y neutral), y en base a la clasificación les da feedback. La APP tenía 3 actividades que el familiar podía utilizar:

  • captar sonrisas: los familiares cuentan chistes y se ríen, y el sistema capta si el niño focaliza la mirada sobre quién sonríe
  • adivinar la emoción: el familiar le pide al niño que adivine la emoción que está actuando y el niño tiene que adivinarla, y se evalúa manualmente si lo logró
  • juego libre

Cada actividad es grabada en la APP y se genera un video que muestra lo que el niño estaba viendo, la clasificación del algoritmo y la reacción del niño.

APP que usa el familiar

Para comprobar que el software funcionaba, hicieron un estudio clínico randomizado. Participaron 71 niños y se los dividió en 2 grupos

  • Grupo control (31 niños): seguían la terapia de Análisis Conductual Aplicado tradicional con 2 sesiones en el hogar por semana
  • Grupo intervención (40 niños): tratamiento con los Google Glass 3 veces a la semana 20 minutos en casa + 1 visita por especialista a domicilio para aplicar la terapia de Análisis Conductual Aplicado

Resultados
El progreso de los niños con TEA se mide con varios cuestionarios y tests, como VABS-II, NEPSY-II, EGG. A ambos grupos se les hicieron los cuestionarios y scores para poder compararlos.

Los niños del grupo intervención tuvieron mejor score en todos los tests, pero principalmente en el VABS-II con un impacto de casi 5 puntos (bastante alto).

Disminuir a la mitad la necesidad de especialista entrenado a domicilio para el tratamiento, permite tratar, con el mismo número de especialistas, al doble de la población. Impresionante el impacto que esto tiene.

Si quieren conocer más sobre este proyecto pueden ingresar a
http://autismglass.stanford.edu/