Salud mental digital y COVID19, ¿Arma de doble filo?

Tras el paso de los meses, la salud mental de los ciudadanos ha tomado un rol poco mencionado dentro de las consecuencias post pandemia. A pesar de esto, muchos expertos dan hincapié acerca de la “pandemia de la salud mental” que generará el aislamiento y confinamiento mundial. Esto se considera como una consecuencia por el constante estrés que viven los ciudadanos, ya sea por no saber el límite de esta pandemia o por el no poder compartir con sus seres queridos.

En muchos estudios que se han realizado, uno de ellos se realizó a trabajadores de la salud en 34 hospitales de atención para pacientes de COVID 19 en Chile, con el uso del 9-item Patient Health Questionnaire. En él se encontró que el personal médico y de enfermería que trabajan en Wuhan, el 34,4% tuvo trastornos leves, el 22,4% presentaba alteraciones moderadas y el 6,2% presentaba alteraciones graves inmediatamente después de la epidemia. Además, el 36,3% había accedido a materiales psicológicos, como libros sobre salud mental, el 50,4% había accedido a recursos psicológicos disponibles a través de medios de comunicación, como de línea sobre la salud mental y métodos de afrontamiento, y el 17.5% había participado en asesoramiento o psicoterapia.

Ramírez-Ortiz, J., Castro-Quintero, D., Lerma-Córdoba, C., Yela-Ceballos, F., & Escobar-Córdoba, F. (1969). CONSECUENCIAS DE LA PANDEMIA COVID 19 EN LA SALUD MENTAL ASOCIADAS AL AISLAMIENTO SOCIAL. Scielo preprials, 8-14. https://preprints.scielo.org/index.php/scielo/preprint/view/303/358

Con esto podemos verificar que esta pandemia genera un gran impacto psicológico tanto a los ciudadanos como al personal de salud, que sufre de igual manera ya sea por la pérdida de pacientes o el impedimento de ver a sus seres queridos al encontrarse constantemente expuestos. Ahora bien, tras el aislamiento social, una de las principales preocupaciones acerca del agravamiento de problemas de salud mental, es la dificultad de poder acceder a servicios de salud mental en estas circunstancias.

Aunque se espera un aumento de síntomas psicológicos, como la ansiedad, existe el riesgo de nuevos síntomas como la depresión y comportamientos perjudiciales como el consumo de sustancias tóxicas, suicidio y autolesiones. La Asociación de Municipalidades de Chile (AMUCH) realizó la Encuesta Nacional de Salud Mental de Las Personas en Tiempo de Pandemia Del Covid19 (2020). Esta encuesta fue aplicada vía telefónica a 663 personas, respondiendo preguntas acerca de su salud mental durante la pandemia. El 79,5% de los encuestados afirman que la crisis ha afectado negativamente las emociones de su entorno, respecto a los sentimientos, un 56% presentó ansiedad, un 73,8% aburrimiento, un 54,1% frustración y un 40% ha experimentado soledad.


Dentro de los sentimientos de soledad, ansiedad o depresión, se deben considerar como un objetivo central en las intervenciones para poder proteger el bienestar, ya que los cambios en el comportamiento del estilo de vida y el aislamiento social influyen directamente en nuestra salud mental y además la respuesta al estrés. Por lo que es fundamental tener como importancia abordar la salud mental de las personas, para no tener consecuencias graves que no podamos controlar en un futuro.

Dentro de los principales problemas encontramos que actualmente es difícil acudir a una consulta psicológica, ya sea por temas monetarios o el impedimento de poder salir de casa. Tras esto, las tecnologías han podido desempeñar un rol importante ya sea informando a la comunidad como otorgando consultas online. Pero al mismo tiempo, no otorgan seguridad completamente a los ciudadanos, ya que la mayoría de ellas otorgan noticias falsas, generando más incertidumbre y temor de la que ya tienen o la ayuda que reciben no es comparativa como en una consulta presencial.

La organización mundial de la salud publicó el “Plan de acción sobre Salud mental 2013-2020”, donde fijó el plan de acción que llevaría a cabo durante los próximos siete años, donde propuso a sus países el “desarrollo y aplicación de instrumentos y estrategias de autoayuda y atención a las personas con trastornos mentales”. Una de ellas fue la “Telefonía y Telemedicina al servicio de la Salud Mental”, donde en México, el gobierno nacional ofrece atención psicológica y monitoreos de salud mental. Donde básicamente brinda atención personalizada a toda la población mexicana, incluido el personal de salud, sometido al estrés causado por el tratamiento de la pandemia.


A raíz de todo lo recopilado anteriormente, ¿Será la salud digital la nueva forma de poder ayudar a la salud mental de los ciudadanos? ¿Se podría considerar como un arma de doble filo?

Javiera Elola Valenzuela,
Estudiante de Enfermería 2do año UDD

1 me gusta

Encuentro super adecuado el post para recalar el importante déficit que existe en nuestro país en torno a la salud mental, siendo uno de los países que menos ingresos generales y de salud destina a esta área.
Sin necesidad de basarse en una encuesta, nosotros mismo podemos observar cómo nuestro entorno se está viendo afectado por este contexto de pandemia. Amigos con crisis de ansiedad, cercanos que tuvieron la necesidad de acudir a medicamentos para manejar las alteración que han tenido en este periodo de dificultados.
Además de esto, se hace más evidente el escaso o difícil acceso que existe para este tipo de necesidades. Si bien el sistema público ofrece ayuda psicológica, la espera para poder ser atendido es muy larga y para lograr acceder de forma oportuna se hace menester consultar como particular, aumentando en gran medida el costo.
Pero teniendo claras las problemáticas que surgen, creo que este mismo contexto produce el impulso necesario para indagar en otras formas de atender a las necesidades de las personas en el ámbito de la salud mental. Es así como la “teleconsulta” se ha masificado cada vez más en la atención psicológica y, teniendo en cuenta esto, abre las mentes y las posibilidades a que puede ser, efectivamente, una buena alternativa para disminuir la espera y los costos asociado a este tipo de requerimientos. Se hace necesario, con esto, investigar y buscar formas más certeras de proporcionar una mejora en la salud de la población usando las nuevas tecnologías, complementando o, si es necesario, reemplazando las metodologías tradicionales.

Antes que todo, recalcar la importancia del tema de salud mental en la sociedad, y plantearlo en contexto covid, me parece un aporte necesario de conocer.
En cuanto a la salud mental de los ciudadanos creo que siempre ha estado presente y no se le ha prestado atención como se debe, ya sea porque la sociedad en el tiempo la ha visto como tabú, y con esto impidiendo hablarla y tratarla con normalidad. Si a esto le sumamos el tema COVID-19 vivido actualmente, que nos obliga a aislarnos y no tener factores externos que nublen el hecho de que tenemos que hacernos cargos de nuestra salud mental, es cuando más la gente se ha hecho consciente de lo importante que es. Si bien, agregarle el hecho que la cuarentena, aumentan los índices de ansiedad y depresión por las encuestas mencionadas anteriormente, creo firmemente que estas han estado presentes siempre en la mayoría de las pacientes por el ritmo de vida que hemos estado llevando.
En cuanto a la salud mental digital, estoy de acuerdo en que puede ser un arma de doble de filo por el hecho de tener mucha información a nuestro alcance pero que no sabemos lo verificada que puede estar o la solución que le están brindando sea la correcta, ya que creo yo, que la atención integral personalizada es la mejor herramienta para cada paciente.

Es un hecho que como país tengamos tasas elevadísimas de personas con padecimientos mentales así como también un bajo presupuesto para tratarlas, la pandemia nos ha dado las oportunidades de abrirnos horizontes en la forma en que vemos y resolvemos las dificultades para tratar estos temas, si bien un tema interesante a tratar sería averiguar cómo evolucionan las personas que están tratándose con teleconsulta vs las que no, o bien, vs las que siguen con el sistema presencial sería una idea interesante para poder seguir implementándola en el futuro, el problema radica en ello, el doble filo que esto puede plantear y no solo visto desde el punto de la gran cantidad de información que tenemos hoy en día y quizá los mismos autodiagnósticos con lo que pacientes puedan llegar sesgados a la atención con el profesional si no también con la propia desconfianza que se genera en el sistema y el posible abandono de esta herramienta.

Personalmente creo que es una etapa experimental que puede pulirse y utilizarse de manera prolija mediante los años, abre muchísimas puertas y con ello muchas oportunidades de crear algo más grande.

Encuentro este tema de gran importancia por dos cosas, primero, la salud mental es un tema muy importante hoy en día. Sabemos que en Chile este problema es de gran preocupación (muchas personas no pueden obtener atención psicológica por distintos factores, dentro de los cuales se puede destacar lo monetario). Segundo, actualmente la pandemia por COVID - 19 está afectando tal como mencionas, de forma negativa en las personas.
Es por esto que considero un tema importante a considerar, ya que, actualmente en nuestras labores que hacíamos de manera presencial se están realizando en base a la tecnología. En mi opinión, encuentro que la salud digital si podría ayudar a la salud mental de los ciudadanos ya que, esto podría disminuir la ansiedad presente en las personas, si se maneja de una buena forma será una herramienta de gran utilidad.

Saludos, Vieruzka Videla.

1 me gusta

La salud mental es un tema que ya lleva bastante tiempo bajo observación, Chile en un país con altas tasas de enfermedades mentales pero así como han recalcado anteriormente el financiamiento destinado a la salud mental no es el adecuado para la situación real. Durante años la gente a escondido sus problemas de salud mental ya sea depresión u ansiedad, entre otros, o los han subestimado por el temor a las reacciones sociales, ya que al ser una condición más subjetiva no le dan la importancia que se merece ya que al no ser tratada puede tener consecuencias muy negativas. En estos tiempos de pandemia era de esperarse que los problemas de salud mental aumentarían y en el caso de las personas que ya estaban diagnosticadas podría provocar un empeoramiento de su condición en las cuales las consultas digitales podrían ser de gran ayuda ya que es una de las pocas herramientas que se pueden utilizar para no exponer al paciente al virus, pero también hay que considerar que la atención presencial siempre será más efectiva en estas condiciones o personalmente yo lo considero así, ya que este tipo de consultas son muy personales, como herramienta “parche” sirve para esta pandemia, pero hay que tener mucho cuidado con las recomendaciones que se les da a los pacientes, sobre todo respecto a la búsqueda digital de la información que no siempre será información verificada y quizás sea relevante enseñarle a los pacientes técnicas de relajación y actividades que sirvan como un distractor con el fin de disminuir sus niveles de ansiedad y ayudarlos de esa manera a sobrellevar un poco mejor esta situación de encierro y la incertidumbre que genera la pandemia.
Encuentro super acertada la publicación de este post , muchas gracias por compartirlo

Hola, soy estudiante de tecnología médica de la UDD y quería inicialmente agradecer por el tema que se abordo principalmente, porque es muy bueno tocar estos temas de salud mental, ya que mucho antes del estallido social y pandemia por el COVID- 19 muchas personas se encontraban con problemas de salud mental, pero como era cierto grupo de personas no se les tomaba tanta importancia como ahora con la situación actual en nuestro país. Además, considero que tocar estos temas en contexto de pandemia tomando en cuenta a los profesionales de salud y personas en general es muy interesante para que se le pueda tomar el peso que realmente se merece.
Al ponernos en el contexto de COVID-19 claramente nos damos cuenta que la cantidad de gente con transtorno de ansiedad, depresión entre otras, han aumentado considerablemente y es de suma importancia tomarle el peso, ya que no son fáciles de llevar, porque te enfrentas a cosas que quizás habías vivido, pero no con tanta intensidad y el no saber como controlarlo o superarlo es muy complicado. Además, de tener en cuenta que a la mayoría de las personas les cuesta aceptar o reconocer este tipo de problemas de salud mental, en primer lugar por un tema de aceptación y por la falta de apoyo financiero para tratarse, ya que poder estar con psicólogo u psiquiatra sale bastante costoso y en segundo lugar por la situación actual en la que nos encontramos, donde no tenemos el control de nuestras vidas, pasamos de salir a donde queríamos con quien queríamos a estar encerrados, teniendo que pedir permisos para poder salir y sin saber que pasará en el futuro en torno a si en algún momento esta pandemia pasará o seguiremos en las condiciones en las que nos encontramos.
En cuanto a la salud mental digital, considero que sí puede ser una buena forma de ayudar a la salud mental de las personas, porque a pesar de que quizás no es el método más aceptado para tratar estos problemas igual ayuda mucho a las personas el poder atenderse con un psicólogo, a pesar de ser por tele consulta, ya que te ayuda a desahogarte, despejarte y tratar de entender de una forma más concreta que es lo que realmente te pasa y cómo poder controlarlo.
A pesar de ser algo experimental y quizás nuevo, si se logra pulir y seguir trabajando, se podrá convertir en una gran herramienta de apoyo y utilidad para las personas.
Nuevamente agradezco por la publicación del post, ya que con este se puede lograr hacer que la gente tome más conciencia de este tema tan importante en nuestro país.
Saludos Tamara Rosen

Actualmente en nuestro país la importancia que tenemos sobre la salud mental es mínima, es por esto que cuando nos tenemos que enfrentar a escenarios de estrés, ansiedad, depresión u otro no contamos con la información necesaria sobre esta o no le damos la importancia debida como lo es una enfermedad más.
Durante este año, al vernos enfrentados a una aislamiento social por meses surgieron alteraciones sicológicas como lo son: ansiedad, depresión y otros. Al no contar con supervisión medica (presencial) por el hecho de que se prioriza el covid19, la gran mayoría debió buscar ayuda por otros medios. Esto no solo paso en el área de la salud, sino que en todo tipo de trabajo se debió buscar otra forma de llevar la situación, optando así por el medio digital.
En si la salud es un tema más complejo de evaluar, pero que en caso de funcionar en estas condiciones podría avanzar y mejorar en el tiempo. Actualmente creo que es una de las mejore opciones optar por tratar nuestra salud mental de manera digital, ya que es de gran ayuda hacer notar estos temas en tiempos en donde no se le da la importancia debida.

Hola Javiera, a raíz de las preguntas que mencionaste al final de tu publicación.

Con respecto a la primera pregunta, creo que la salud digital ,en estos tiempos difíciles por la pandemia a raíz del COVID-19, es una herramienta muy útil para que la atención de salud llegue a la mayoría de las personas, sin que corran el riesgo de contagiarse por salir de sus casas para asistir a consultas de salud. Además de que es una herramienta que permite que se mantenga la continuidad en los tratamientos y su seguimiento. En relación a que si esta herramienta es una nueva forma de poder ayudar a la salud mental de los ciudadanos. Creo que sí lo es, pero el poder de ayudar a al los ciudadanos depende mayoritariamente de ellos. Te dejo aquí un link de un artículo que habla de la adherencia terapéutica, solo por si te interesa.
http://scielo.sld.cu/scielo.php?pid=S0864-34662004000400008&script=sci_arttext&tlng=pt
Por otro lado, en relación a tu segunda pregunta. Creo que sí se podría considerar como un arma de segundo filo. Porque como dices en tu publicación, la salud digital es una herramienta que tiene un rol importante al momento de dar respuestas a las necesidades de salud de las personas, pero también creo que es una herramienta que deja de lado a las personas que no pueden acceder a esta. Porque si bien esta herramienta es capaz de llegar a muchos pacientes, la realidad es que existe una gran barrera en el acceso a internet y al computador. Por lo que es un arma de doble filo a mi parecer porque deja de lado a gran parte de la población que está siendo invisibilizada. Por lo que como personal de salud deberíamos enfocarnos para llegar a esa población. Dejo el link de un artículo que menciona el punto anterior:
https://www.redalyc.org/pdf/158/15802412.pdf
Escencialmente creo que tu publicación es muy acorde con la situación que vivimos actualmente, saludos cordiales.
Isidora Salas, estudiante de enfermería de segundo año UDD

Con respecto a este post me gustaría decir que es bastante importante recalcar como la pandemia ha afectado de forma significativa a una gran cantidad de la población en relación a la salud mental, como se menciona anteriormente. Por eso me parece fundamental generar mas instancias de conciencia acerca de la salud mental que de por si no siempre es considerada como otras áreas, pero esto es algo que esta presente ahora y por ende se debe actuar inmediatamente, me parece que la facilidad que se tiene hoy en día para comunicarnos con un simple click debe ser aprovechada en este caso para combatir esta gran problemática que se encuentra pendiente sin resolver.