Jamás nadie va a reemplazar lo humano de la medicina

Hay mucha discusión, poca evidencia y muchas fantasías sobre la Automatización de la Medicina. La IA es una increíble herramienta que nos aporta muchísimo a los médicos. Son y serán un gran soporte a las decisiones clínicas y nos ayudarán muchísimo, pero NADA JAMÁS reemplazará lo humano de la medicina.

Se imaginan este diálogo con ALEXA al preguntarle que te diga qué dieron tus resultados de laboratorio.

O ¿qué dicen los exámenes de tu hijo?

La medicina es mucho más que hacer diagnósticos y tratamientos correctos. Estos si van a ser “asistidos por algoritmos”… pero ¿y la otra parte?

Cuanto más nos ayuden los sistemas a hacer más expedita la atención, con mayor calidad y menos heterogeneidad, más tiempo vamos a tener para poder dedicarnos a la relación médico-paciente. Este es el gran premio que nos trae la IA en Salud, más tiempo para fortalecer las relaciones humanas.

En comparación con el auto autónomo, Erick Topol dice que lo máximo que podría llegar la medicina a automatizarse es al nivel 3 de automatización. Algunas cosas tendrán una cierta automatización pero jamás va a existir en medicina un nivel 4 donde el humano casi no haga nada. Ni hablar del nivel 5.

Niveles de Automatización (adaptado a la medicina - ver clasificación para automóviles)

Nro Nivel Definición en Medicina
1 Asistencia al médico Son los sistemas actualmente implementados, que dan soporte electrónico limitado a los médicos
2 Automatización parcial Ejemplo de esto son los Sistemas de Soporte a la Toma de Decisiones actuales que están poco implementados
3 Automatización condicional Es el máximo nivel que podríamos alcanzar, donde algunos procesos pequeños y muy bien definidos son realizados por las máquinas y los médicos siempre estarán aprobando o rechazando las predicciones (incluye los CAD: Computer Assisted Diagnosis)
4 Alta automatización El médico sería un espectador y tomaría conducta únicamente ante problemas serios
5 Automatización completa El médico es reemplazado por las máquinas

Los computadores pueden ser buenos en hacer tareas muy precisas y específicas, mientras que los humanos somos buenos en cosas generales y en adaptarnos a cualquier nuevo conocimiento, esa capacidad de los humanos los computadores jamás la van a alcanzar.

Características humanas que las máquinas jamás tendrán y que tienen un rol protagónico en salud

  • Empatía
  • Capacidad de amar
  • Gracia
  • Tristeza
  • Sueños
  • Tener miedo
  • Afligirse
  • Sentir alegría
  • Confiar y cuidarse mutuamente
  • Sufrir
  • Investigar
  • Contar historias
  • Inspirar
  • Ser curioso
  • Ser creativo
  • Ser agradecido
  • Ser optimista
  • Ser amable
  • Expresar emociones
  • Comprender
  • Ser generoso
  • Ser respetuoso
  • Adaptarse a los cambios
  • Ser innovador
  • Ser intuitivo
  • Tener sentido común
  • Tener cultura
  • Tener capacidad de abstraerse y contextualizar
  • Tener alma

Aliviar el sufrimiento es una acción humana que solo un humano puede lograr sobre otro humano. Esto requiere tiempo y confianza, cosas que los computadores no pueden entregar.

Una importante cláusula del Juramento Hipocrático que juramos los médicos al recibirnos dice que “la medicina no solo es ciencia, sino también arte, y que la calidez humana, la compasión y la comprensión pueden ser más valiosas que el bisturí del cirujano o el medicamento del farmacéutico”.

La empatía es la columna vertebral de la relación con los pacientes. La empatía es una cualidad humana y está relacionada con una parte del cerebro, el área F5 del lóbulo frontal, que nos permite “sentir” lo que le sucede a otra persona. Vemos a alguien llorar y tenemos la capacidad de sentir ese sentimiento del otro.

Los fundamentos -empatía, presencia, escucha activa, comunicación, la imposición de manos y el examen físico- son los pilares de una relación muy apreciada entre el paciente y el médico. Estas características son la semilla de la confianza, de la comodidad y de la curación. Son los cimientos que permiten un cuidado genuino del paciente y la realización profesional del médico que proviene de mejorarle la vida a las personas. Todas estas interacciones humanísticas son difíciles de cuantificar o digitalizar, lo que pone de relieve aún más por qué los médicos son irremplazables por las máquinas.

En los próximos años nos transformaremos en centauros-médicos, cuerpo de humano y trasero de máquina, y utilizaremos todo el potencial de los algoritmos (serán nuestros caballos de fuerza) junto a la inteligencia humana del cuidado y la empatía, entregando una mejor medicina.

Los computadores son increíblemente rápidos, precisos y estúpidos; los humanos son increíblemente lentos, imprecisos y brillantes; juntos son poderosos más allá de la imaginación – Leo Cherne.

Referencias: Deep Medicine: How Artificial Intelligence Can Make Healthcare Human Again

1 me gusta