¿Solicitud de licencia médica via web (sin consulta médica presencial ni videoconferencia)? Un caso de Alemania

Recién estuve viendo una noticia de Alemania que cuenta del “start-upAU-Schein.de: Un servicio que ofrece licencias médicas por enfermedad sin la necesidad de ir a una consulta médica. Si uno está resfriado, puede solicitar licencia via web y luego recibir un certificado de licencia (días) válido a través de WhatsApp y por correo postal (papel) tras el diagnóstico de un médico en base a la información sometida.

¿Quién puede usar este servicio? Todos los empleados asegurados tanto en el sistema público y privado en Alemania, Austria y Suiza que no pueden trabajar debido a un simple resfriado y que, por lo tanto, tienen que presentar a su empleador una licencia médica.

¿Cómo funciona? El servicio está dirigido solo a síntomas agudos del resfriado. En la página web AU-Schein.de uno tiene que contestar una serie de preguntas (cuestionario con síntomas, factores de riesgo etc.), llenar un formulario con sus datos personales, pagar el importe por PayPal (9€). Luego, si el resfriado puede ser diagnosticado con la suficiente fiabilidad por el médico, recibe la licencia por WhatsApp y correo (considerando las horas de oficina). En caso que no corresponda la licencia, se genera una devolución del pago realizado.

¿Por qué es algo poco común?

  • Hasta hace poco hubo una prohibición exclusiva del tratamiento a distancia, significa que no estaba permitido tratar a pacientes sin haberlos visto nunca personalmente (presencialmente). En unos estados federales de Alemania ahora si está permitido.
  • No hay contacto personal directo entre el paciente y el médico (comunicación solo por Web y WhatsApp, posible diagnostico basado sólo en los datos del cuestionario llenado).

¿Qué ventajas ofrecen?

  • Para el paciente: Se ahorra el viaje y el tiempo de espera en el consultorio del médico.
  • Para los médicos: Posiblemente tienen más tiempo para los pacientes gravemente enfermos
  • No hay oportunidad de contagios (no hay que concurrir a un establecimiento de salud).

Otras observaciones:

  • En caso que se sospeche haya probabilidad de gripe/influenza según el cuestionario, uno será excluido del servicio debido a la posibilidad de complicaciones en casos raros de influenza (en este caso siempre se debe consultar a un médico).
  • Limitación: El servicio puede utilizarse máximo dos veces al año (para evitar el uso indebido).

Lo encuentro muy interesante, novedoso y posiblemente valioso. ¿También será posible implementar algo parecido en Chile?

PD: Toda la información aquí escrita proviene de la página web del proveedor del servicio y del articulo mencionado.

1 me gusta

Esto demuestra el nivel de desarrollo del país.

Hoy, cualquier paciente puede ir a una consulta y simular un cuadro clínico de vómitos y diarrea, y obtener una licencia por ello. Quienes hemos realizado urgencia, sabemos que no podemos distinguir de los que vienen a contar un cuento de los que realmente podemos dar fe que tienen el diagnóstico.

Con el resfrío, hay algunas características que podemos pesquisar, pero también es posible simularlo.

A lo que voy con el comentario es que si las personas quieren hacer trampa, lo pueden hacer tanto presencialmente como virtualmente, y es difícil darse cuenta para estos cuadros agudos basados en síntomas autolimitados.

Hay países donde hacer trampa es menos común, y en ese sentido, abrir canales electrónicos es un beneficio para todos. Bien Alemania.

Muchas gracias por tu respuesta, Alejandro. Exacto, si alguien quiere simular algo, lo puede intentar presencialmente tal como a distancia. ¡No es algo inherente de la telemedicina! Es difícil de (pre)decir si el servicio “AU-Schein” va a atraer un número relevante de personas que lo quieren explotar (no lo creo). Lanzaron el servicio a partir de este año. Reportaron más de 10.000 solicitudes (~0,4% del mercado), 100% aceptación por parte de los empleadores y seguros, 0% diagnosis equivocadas (cifras auto-reportadas del proveedor, y las últimas dos cifras dependen además del feedback de los pacientes al proveedor). Vamos a ver cómo va a medio y largo plazo…

El servicio también fue bastante criticado, por ejemplo por el presidente de la asociación médica de un estado federal, entre otros, por temas que hemos tocado: Obligación del médico de cuidar (¿Está garantizado por un cuestionario en línea?), falta del contacto directo médico-paciente y falta de examen. Temor a la automatización en salud. ¿Es WhatsApp un canal adecuado para mandar datos de salud? (¿Conforme con la ley de protección de datos?) Además, la baja por enfermedad tiene consecuencias en el derecho laboral (continuación del pago de salario en caso de enfermedad). Pero el co-fundador de la empresa es abogado y está seguro que cumple con todos los requisitos. Con la vista de un potencial paciente, yo creo que los riesgos son manejable y los beneficios evidentes.

¡Encuentro muy interesante! Es un caso que inicialmente parece relativamente simple porque el campo de aplicación es muy limitado (sólo resfríos), pero hay un abanico grande de temas para discutir. :smiley:

1 me gusta