Experiencias de desarrollo de software local

Buenos días, mi nombre es Samuel López y trabajo como Ingeniero en Computación en el Hospital San Pablo de Coquimbo. Mi experiencia está basada principalmente en el desarrollo de software y por eso estoy interesado en conocer algunas experiencias con respecto al desarrollo de software en salud. Acá en nuestra institución existe desarrollo local pero no está tan potenciado/estandarizado/evolucionado como en otros hospitales.

Una pregunta que aparece con frecuencia ante alguna necesidad de software es ¿lo desarrollamos nosotros o hay que externalizar el desarrollo (comprarlo)?

La respuesta esta pregunta depende de los factores como el presupuesto de un hospital público, los lineamientos del Minsal, el recurso humano calificado disponible, el tiempo en que se necesita, etc.

En lo personal tengo algunos argumentos para apoyar el desarrollo de software in-house y me gustaría potenciarlo acá conectando otros temas como interoperabilidad, DevOps, etc. pero antes me gustaría saber de otras realidades. ¿Existen unidades especializadas de desarrollo en otras instituciones de Salud? o ¿es más efectivo tener un área TI que evalúe soluciones de software externas y se limite a proporcionar soporte a los sistemas?

Hola Samuel, para mí el tema fundamental que aquí planteas es la no dependencia de terceros para cambios menores y la oportunidad de resolución de problemas críticos.

Una solución in-house tiene muchos beneficios, siendo el principal para mí, que puedes construir un sistema que se adapte a tus procesos y no tener que modificar tus procesos porque el sistema “comprado” no da el ancho.

No obstante, es un desafío muy grande la evolución y resolución de problemas.

Nosotros en Clínica Alemana de Santiago trabajamos desde hace años con un equipo híbrido (desarrolladores de nosotros + empresa externa de desarrollo). De esta forma podemos obtener las competencias que no tengo internamente de un proveedor externo, pero SIEMPRE, tengo que tener una contraparte interna que se haga cargo de la mantención y evolución posterior (el DEV interno es parte de la célula de desarrollo).

De esta manera, uno no terceriza la “estrategia” de desarrollo, algo que jamás debería hacer para no perder el control y la consistencia del sistema, y puede avanzar más rápido.

1 me gusta

Hola Alejandro, muchas gracias por compartir la experiencia que han tenido. Concuerdo en que no es una alternativa (la del desarrollo local) fácil de implementar pero que los beneficios a largo plazo son relevantes, sobre todo en la agilidad de la plataforma tecnológica de la institución.

Me hace sentido esa estrategia de formar células de desarrollo híbrido pues se podría llegar a un equilibrio en el rol del equipo TI. Un extremo podría ser crear una unidad desarrollo super especializada pero alguien podría decir “Oigan, ustedes son un hospital no una empresa de software, mejor externalizar eso” y el otro extremo podría ser solo actores pasivos haciendose cargo del soporte de los sistemas que “nos entregan”.

Lo último para tener una referencia, el equipo de desarrollo interno ¿cuántos son?
Y estas células de desarrollo híbridas ¿se forman dependiendo del proyecto o es algo más bien estable (se hacen partner tecnológico por decirlo así de la empresa externa de desarrollo)?