El médico se está convirtiendo en la primera segunda opinión del paciente

Muchos pacientes vienen con un “pre-diagnóstico” realizados por ellos mismos a través de Google, a buscar su primera “segunda opinión” del médico. Los médicos, necesitan muchas veces que des-diagnosticar y se genera un conflicto nuevo que se está viendo en el sistema de salud, y que está relacionado, en parte, por la falta de confianza en la relación médico-paciente actual, la disponibilidad de las herramientas tecnológicas y los cambios sociales respecto a la necesidad de la inmediatez.

¿Hay que recomendar a los pacientes que se abstengan a buscar?
La respuesta claramente es NO. Lo que si debemos cambiar nosotros es nuestra forma de comunicar. Llegó la hora de prescribir aplicaciones, webs de contenido validado, videos que expliquen lo que el paciente tiene, de una forma sencilla para seguir.

Me gusta este video que ilustra algunas de estas problemáticas que se viven en el día a día.

Necesitamos armar un catastro de aplicaciones móviles para pacientes y disponibilizar a los profesionales por especialidad. Esto es parte de los Sistemas de Información.

5 Me gusta

Concuerdo completamente contigo Alejandro.

Es una necesidad imperante la curación de contenidos en este proceso de infoxicación, en todas las áreas.

Junto con validar y conocer un repositorio de contenidos y Apps, hay estrategias con portales de pacientes en donde ellos mismos sirven de guía y tutores a aquellos que están buscando información.

Dejo el Link de Canary Health https://www.canaryhealth.com/ que se basa en Chronic Disease SelfManagement Program, de la universidad Stanford, le da una mirada de empoderamiento al paciente, Es decir, E-paciente.

Concuerdo plenamente en que el tema de la información masiva que existe en internet es perjudicial tanto para la sanidad mental de quienes se informan de esta manera, como para la relación médico paciente. Sin embargo, me surge la duda de si una aplicación con información, por muy verídica y validada que esté, puede solucionar estas problemáticas. Ya que, si bien la información se puede entregar de manera específica, simple y detallada, la medicina no es un algoritmo. Si lo fuera, las prácticas médicas serían mucho más fáciles de lo que son. La medicina presenta matices y variaciones de acuerdo a cada caso, cada paciente y cada circunstancia. Me pregunto si, por ejemplo, al crear una aplicación que ayude a informar a todos de manera adecuada con respecto a la teoría de las enfermedades y condiciones, podrá ser correctamente aplicado a cada caso. Tomando en cuenta que, frente a una determinada condición clínica pueden haber distintas resoluciones, diagnósticos, tratamiento y pronóstico dependiendo de distintas variables; como lo son la edad del paciente, las comorbilidades, exposiciones, condiciones socioculturales, etc. Sin dejar de lado además, que las personas podrían auto diagnosticarse erróneamente al no tener ojo clínico adecuado, que ninguna aplicación podría abarcar el ámbito interpersonal y emocional, etc.
A pesar de todo esto, si creo que debería buscarse una mejor forma de comunicar la información, para que no existan las malas prácticas y desinformación de parte del paciente como se puede ver en el video.

5 Me gusta

Si uno revisa los distintos estudios que vinculan una mayor educación y empoderamiento del paciente sobre su propia salud con mejores outcomes. Y considerando las dificultades para informar unicamente en la consulta, como la falta de un código común entre profesional y pacente o la falta de tiempo suficiente para establecerlo y aclarar dudas. Sumado a las ventajas que otorga internet por su la alta penetración y accesibilidad en la población. No parece dificil concordar en que debemos integrarlo como una vía de información más.

Ahora, esto pareciera ser mucho más sencillo en la teoría que en la práctica. A los profesionales suele inquietarles el que la información a la que accede el paciente sea incorrecta desde un punto de vista biomédico ¿pero si la información es correcta pero el paciente no es capaz de comprenderla? Por eso toma más relevancia la última parte de su comentario, la información tiene que ser de una forma sencilla para que el paciente pueda seguirla. Recordemos que en Chile el % de analfabetismo es muy bajo, pero el analfabetismo funcional rondea el 44% de la población.
Un estudio de la Psychology, Health & Medicine journal de 1996 (dejo enlace al final) fijaba como un buen objetivo el que los textos en salud pudiesen ser entendidos por alguien con educación equivalente a la de un niño de tercero básico. Pero incluso teniendo este objetivo ¿cómo estructurariamos la aplicación de una posible política pública? Por que hacer un texto más sencillo incluye factores más cuantificables y transversales como la legibilidad estructural que considera número de palabras y su tamaño, pero ¿qué hacemos para validar transculturalmente un texto? ¿entenderian las mismas palabras o conceptos gente de distintas comunas o regiones? ¿Hasta que nivel podriamos unificar los textos y como estructuramos su desarrollo?
Si lo planteamos como una posible política pública, es todo un desafio pensar cómo aprovechar lo que puede ser una herramienta muy útil sin dejar fuera a pacientes con menor literacidad o cuyo vocabulario difiere del que se usa, por ejemplo, en Santiago.

*Ley, P., and T. Florio. “The use of readability formulas in health care.” Psychology, Health &
Medicine, vol. 1, no. 1, 1996, pp. 7–28., doi:10.1080/13548509608400003.

2 Me gusta

Estimado, concuerdo totalmente con lo expresado. Creo que con toda la información que se puede encontrar en Internet y los avances que hay día a día en el mundo de la tecnología, es muy factible que la gente igualmente recurra a investigar por cuenta propia de una forma más rápida y sin mayor gasto económico, que muchas veces viene siendo una de las razones principales para auto-diagnosticarse. Esto es de gran preocupación, ya que la gente no siempre tiene la misma comprensión y perspectiva de los síntomas, factores determinantes y cuidados necesarios, que puede tener un profesional de la salud.
Dicho esto, y comprendiendo que actualmente se dificulta aún más la asistencia a los centros médicos por motivos de pandemia, creo que sería esencial poder contar con una plataforma que integre información verídica y confiable para que en caso de que las personas quieran obtener conocimiento, lo hagan desde una fuente respaldada por personal que comprende la importancia que conlleva diagnosticar una enfermedad. No obstante, espero que de hacerlo, se lleve a cabo teniendo en cuenta que no es óptimo utilizarlo de manera prioritaria a la atención de salud, sino que como una forma de apoyo para poder indagar sobre un tema de interés o preocupación.

1 me gusta

Estimado, concuerdo con lo expresado, pero no solo lo veo por una cuestión de “desconfianza” como tal, sino también al miedo que el paciente posee a recibir un diagnostico real y la respuesta del medico frente a la patología que presenta el paciente, el paciente al momento de buscar en google la supuesta respuesta a sus síntomas, se esta preparando psicologicamente, obteniendo con ayuda del Internet todos los diagnósticos posibles “no reales” que puede padecer el paciente y que probablemente le mencione el medico, de esta forma el diagnostico entregado por el medico sera recibido por el paciente de manera no tan brusca puesto que el paciente ya lo tenia previsto, este acto también disminuye las respuestas de defensas negativas como el miedo hacia el medico, puesto que el paciente al tener información previa siente cierto control de la situación, haciéndola una situación predecible, pero cuando el diagnostico no es esperado, el paciente pierde el control y experimenta el miedo, el miedo hacia la atención medica es algo que viene arrastrándose de tiempo anteriores, antiguamente al medico se le conocía con el nombre de “mata-sano”, por sus malas practicas o por el común diagnostico de enfermedades terminales, incluso los curanderos espirituales eran de cierta forma los primeros en ser consultados antes que los médicos de esa época, en estos últimos tiempos esto a disminuido, las enfermedades terminales cada vez son menores y las malas practicas también gracias a los protocolos de atención medica establecidos, sin embargo el miedo a lo desconocido es algo inevitable y algo netamente personal, es por esto que por más que cambiemos la relación medico -paciente o su atención medica, si siente miedo al diagnostico, sera complejo cambiar esta conducta particular del paciente.

Hola! estoy muy de acuerdo con su opinión. Siento que la mayor parte de las personas tiende a confiar a ojos cerrados en la información que esta en internet, cosa que muchas veces esta influenciada por gente que no es profesional en el tema de salud, como lo es en wikipedia y otras páginas de ese estilo en donde cualquier persona puede editar. Como bien dicen las otras respuestas, todas las personas tienen organismos que funcionan y reaccionan distinto, por lo que seria bastante beneficioso una app. Si bien una app proporcionaría info de los efectos secundarios o “diagnósticos”, siento que la relación con el profesional es esencial para establecer confianza y un buen diagnostico. Además sigo pensando qué sería poco especifica, dada la gran variedad de posibles diagnósticos, pues como dije antes, todos los cuerpos son distintos.

1 me gusta

Estoy muy de acuerdo contigo, muchas personas buscan sus síntomas por internet para hacerse un auto diagnostico de forma inmediata, siendo que su investigación puede llegar a ser muy poco fidedigna.
Lo que uno sí puede hacer es buscar sus síntomas pero sin hacerse un autodiagnostico y luego acudir al médico para obtener un diagnostico médico, ya que el profesional tomara en cuenta su historia familiar, si tiene enfermedades de base, etc, lo cual es necesario para llegar a hacer un correcto diagnostico, lo cual estas informaciones personales no saldrán en una página una por una.
Con el tema de crear una aplicación, app, etc, el cuerpo humano es una maquina imperfecta, cada uno reacciona de manera diferente la cual me quedaría la duda que una app llegue a ser tan específica (ya como dije antes por la historia previa de este paciente).Pero aun así siento que faltaría la relación, confianza médico- paciente la cual puede ser necesaria para este último.

Quizás no es la falta de confianza en los médicos, sino la alta confianza que se tiene en los recursos que entrega el Internet, también es más fácil buscar la información y menos costoso tratar de averiguar por Internet, para ir descartando enfermedades, trastornos, etc… y no ir al médico para “nada”. Creo que crear aplicaciones y videos es una buena idea, sobretodo porque a veces no buscan un diagnóstico, sino que lo encuentran por casualidad en google o en youtube y no toman en cuenta de quien proviene el mensaje, a veces son videos de “curiosidades”, pero muchas veces estos no están bien estudiados por la gente que sube contenido a Internet, pero estos son entretenidos y llaman mucho la atención, por lo que muchas veces la gente lo toma como un diagnóstico certero siendo que muchas veces no lo es.

Hola! Concuerdo plenamente con su opinión. Hoy en día, el internet es una herramienta al alcance de la mayoría de las personas y es por esto, que puede ser una especie de arma de doble filo. Por un lado, es una excelente fuente para la búsqueda de todo tipo de información y cada día son más las personas que acuden primeramente a buscar en google los síntomas que padecen, antes de acudir al médico de forma inmediata. Encuentro que existen muchas páginas que proveen información de muy buena fuente y son muy útiles para orientar mas o menos el posible diagnóstico de la persona, pero es cierto que hay otros sitios en los que no son de plena confianza y lamentablemente, no todos tendrán la capacidad para diferenciar lo verdadero de falsa información. Es por eso que como se comenta en el post, sería de gran utilidad el no entrar en una discusión con el paciente a la hora de decirle que no debe buscar en internet, si no recomendarle donde puede encontrar información médica fidedigna, como artículos médicos y webs de contenido válido. Además, el dejar muy en claro que por ningún motivo el paciente debe auto diagnosticarse ni automedicarse, ya que son muchas las personas que toman los medicamentos que ellos creen que necesitan, sin una prescripción médica.

Con lo dicho anteriormente, creo que el internet es una buena fuente para encontrar información fidedigna y que por ningún motivo es un hecho negativo que el paciente tenga la capacidad de buscar su posible enfermedad en la web, si no que orientar y educar a las persona en las consultas médicas.

Estimado, concuerdo plenamente con lo mencionado.
La tecnología y el internet, ha traído consigo muchas ventajas en cuanto a nuestro autocuidado, prevención y conocimiento respecto de nuestro propio cuerpo, sobre todo en el contexto en el que estamos actualmente, pandemia. Pero también ha traído consigo desventajas, como el problema que se genera en cuanto a la falta de información fidedigna en estos medios, y el abuso que hacen los usuarios de estos, llegando a anteponer lo leído en la web sobre un diagnóstico médico, lo que trae consigo en múltiples oportunidades la automedicación, los motivos de esta problemática son diversos ya sea por comodidad, miedo a recibir una noticia no esperada, y la más usual en estos tiempos es evitar asistir a los centros de salud.
Existen varias maneras en las que se podría abordar esta problemática, pero antes de detallar algunos puntos específicos quiero comentar que buscar en plataformas, foros y contenido no supervisado por un profesional puede llevar a errores, siempre es importante ser revisado por un especialista que pueda realizar exámenes físicos y de laboratorio o por último telemedicina, que permita a un médico conocer sus síntomas y entregar un diagnóstico. Cualquier otro tipo de información es complementaria y permitiría conocer escenarios generales y bajar así los niveles de ansiedad de los pacientes.
Primero, debemos tener claro hoy es una realidad, los pacientes buscan en internet y esta es una herramienta muy utilizada, pero que podría transformarse en un peligro si se revisa información errada, poco clara o contradictoria, por lo que es importante supervisar los distintos canales de información, con ellos se busca evitar que sucedan malas prácticas, como la automedicación o el autodiagnóstico. Frente a este escenario y de acuerdo a lo estipulado, sería una buena alternativa que las personas pudiesen tener acceso a plataformas oficiales gratuitas y de calidad, porque hoy en día hay, pero la mayoría de ellas hay que costearlas o esperar mucho tiempo en línea para poder acceder y eso hace que sobretodo en la población joven, desistan de la idea y queden con lo más fácil, que es leer cosas en la web y guiarse por aquello.

concuerdo completamente, me parece fundamental, que con todos los avances de la tecnología, y el uso constante y creciente del internet, se genere alguna especie de aplicación o página en la que las personas se puedan informar de manera correcta, con ayuda personal y concreta sobre los problemas de salud que puedan presentar.
Es muy conocido el escenario de una persona que tiene cefalea y al buscar por internet sus signos y síntomas, termina absorbiendo información extrema, de gran gravedad o muchas veces fatal, así aumentando su angustia en base a información errónea. Me parece una idea excelente que podría cambiar a gran magnitud el autocuidado de cada persona.

Completamente de acuerdo, la información en internet, si bien, es una ayuda para las personas para poder tener conocimiento sobre factores que pueden ayudar a su salud como también dar información sobre enfermedades, trastornos, etc. no se puede tener un 100% de fiabilidad de ella, porque están los casos en que la información entregada no es confiable, como por ejemplo:

  • No estar actualizada.
  • Haber sido redactada por personas no especialistas en el tema.
  • Por la búsqueda general de síntomas o enfermedades que conoce pero no tiene suficiente información.
  • Información extensa que puede entregar datos con factores de menor a mayor gravedad en la interpretación, afectando a la persona que lee todo aquello de forma psicológica.

Sin embargo, también están los casos de cuando se realiza una revisión de la información medica provenientes de especialistas, revistas medicas, hechos comprobados que están actualizados pero no con toda la información que uno necesita y que suele ser entregada en las consultas medicas tras la examinación y entrega de un diagnostico, como seria el tratamiento correcto de una enfermedad aunque sea lo menos complejo o el usa de un medicamento (hora, cantidad, frecuencia), etc.

Cuando un paciente llega a la consulta y le dice un posible diagnostico o 2, 3 hasta mas de 5, puede ser por la similitud de los signos y síntomas que identifico y busco, entonces cuando el medico realiza su primera “segunda opinión” lo hace para corregir lo que el paciente piensa tener después de haber comprobado tras la entrevista, examinación, antecedentes y registros clínicos para dar un diagnostico real, como también dar información del usa correcto de un tratamiento, medicamento, etc. pero puede ocurrir que las personas se fíen tanto de aquella información que no aceptan lo dicho por el medico o realizan preguntas para aclarar dudas con respecto a la información obtenida antes de la consulta medica.

El tener una aplicación con información real con respaldo científicamente comprobado, búsqueda con filtros para especificar, uso de distintos tratamientos de manera correcta, un foro de dudas para poder aclarar aquellas inseguridades con especialistas ayudaría a las personas para sentirse mejor de forma psicológica y física. La tecnología nos ayuda a mejorar y tener la información a mayor alcance pero un mal uso de ella puede ser perjudicial para las personas si no se interpreta bien la información o tener conocimiento especializado en ello.

Que interesante lo que plantea. Si bien google es una herramienta muy útil, hay que saber buscar de una manera inteligente. De lo contrario genera más preocupaciones que soluciones. Respecto a la aplicación web sería bueno implementar una base de datos con sitios confiables por si se quiere seguir investigando sobre un tema específico además de los vídeos explicativos. Ya que la gente va a buscar respuestas de igual forma, así que lo mejor es que lo hagan de una fuente confiable. Otra incorporación podría ser reservas de telemedicina en distintos centros de salud, donde un profesional calificado indique si es necesario algún tratamiento. Usted menciona que estas búsquedas se deben a la falta de confianza médico-paciente. Para mejorar esto podríamos enfocarnos un poco más en las habilidades blandas y recordar que los usuarios no son solo síntomas y signos, sino que humanos que merecen ser escuchados y ser tratados de buena forma.

Hola, soy estudiante de enfermería de 3er año de la Universidad del Desarrollo. Encuentro sumamente interesante lo que usted plantea y concuerdo con ello, el internet es un arma de doble filo. Tenemos mucha información a nuestra disposición lo cual trae muchos beneficios, pero también desventajas, ya que, no todas las paginas donde uno busca respuesta a sus signos y síntomas están bien administrada o son confiables.

Hay muchos factores que influyen en un diagnóstico como recolectar información mediante la entrevista, enfermedades pre existentes, historial familiar, examen físico, etc. Estos datos no son tomados en cuenta al momento de auto diagnosticarse en una página web. Por lo que es importante que la persona acuda con algún especialista.

Es una buena idea la creación de aplicaciones o páginas web, para guiarlos en un posible diagnóstico, pero siempre recalcando la importancia de acudir a un centro de salud para confirmar este.

Otro punto importantísimo que se debe tratar es el lenguaje verbal y no verbal del personal de la salud hacia el paciente, se debe lograr sensibilizar al momento de entregar algún diagnostico o tratamiento. Esto con la finalidad de que el paciente se sienta acompañado y que vea que el personal de la salud esta en este proceso con ellos, de esta forma se podría evitar el distanciamiento del que usted habla.

Hola, me parece muy interesante el tema que planteas. Creo que ya es tiempo que se agregue más el uso de la tecnología a la hora de atender a los pacientes, tal como se hace ahora con el uso de la teleconsulta o el uso de la inteligencia artificial en radiologia. No como una forma de reemplazar al medico o al personal de salud si no mas bien como una forma de ayudarlo y hacer que la atención sea de mayor acceso para los pacientes.

Tu idea de aplicación o web de contenido válido, que sea fácil de seguir me parece muy buena por lo anteriormente mencionado. Estamos inmersos en un mundo digital, por lo cual no puedes impedir que el paciente busque información por su cuenta antes de acudir al médico solo puedes asegurarte que este bien. Como la misma paciente del video debería poder buscar como se usa correctamente un inhalador.

Con respecto a la falta de confianza creo que para esto lo mejor es intentar que el paciente comprenda que el personal de salud no esta hay para retarlo, si no que para acompañarlo y tratar de que se mejore. Esto se puede lograr por medio de hablar con el paciente y tratar de que se sienta más en confianza con nosotros.