Predicción de depresión analizando resonancias magnéticas de cerebro

Es difícil diagnosticar la depresión, en APS solo el 50% de las depresiones son diagnosticadas, por lo tanto, sin diagnóstico -> no hay tratamiento.

Cómo mejorar el diagnóstico de depresión es un tema recurrente alrededor del mundo. Investigadores tuvieron una idea. ¿Y si usamos un algoritmo de DeepLearning sobre Resonancias Magnéticas (RM) con Tensor de Difusión de Cerebro (un tipo de RM) para predecir qué paciente está deprimido?

Link al estudio
https://dx.doi.org/10.1016%2Fj.pscychresns.2017.03.003

Para este estudio se les realizó una resonancia magnética con tensor de difusión de cerebro a 52 pacientes don Depresión Mayor y 45 pacientes sin depresión:

  • 25 pacientes con depresión y 25 sin depresión para el entrenamiento
  • 27 pacientes con depresión y 20 sin depresión para el testeo de resultados

Utilizaron el algortimo Support Vector Machine (SVM)

El algoritmo lograba predecir Depresión en un 74% de los casos. Lo que no es malo para el bajo número de pacientes.

Tener alguna forma de predecir depresión es bueno. Permitiría que más pacientes lleguen a un diagnóstico (y a una derivación con un especialista) que permita identificar el tratamiento apropiado.

Encuentro que este avance es extremadamente significativo, ya que abarca una de las principales complicaciones que se tienen al momento de tratar patologías normalmente consideradas como psiquiátricas o más bien “invisibles”.
Al no ser una patología que se manifiesta a simple vista mediante signos síntomas clínicos, muchas veces pasa a segundo plano dentro del abanico de hipótesis del equipo de salud, además de pasar desapercibido de alguna manera en la misma percepción del paciente. Al no mostrar signos tangibles, mucha gente con depresión se puede familiarizar con este estado y adoptarlo como una “normalidad”, además de que sin un sistema de apoyo correcto puede ser difícil que tengan la disposición o la percepción necesaria para consultar.
Al poder desarrollar un test tangible para su diagnóstico, nos acercamos más hacia la visibilización de las patologías de salud mental a nivel social, además de mejorar la pesquisa y disminuir el nivel de error humano al minuto de hacer diagnósticos con scores o cuestionarios (los cuales también tienen muchos falsos negativos ya que dependen de la disposición del mismo paciente a querer compartir su experiencia).
Aun que no tenga una sensibilidad o especificidad perfecta, yo creo que es un muy buen comienzo para iniciar la tangibilización de los métodos de pesquisa y diagnóstico de este tipo de patologías, lo cual es fundamental en el contexto moderno de hoy en día donde sabemos cada vez más la alta prevalencia que estas tienen y el impacto social y personal que estas pueden llegar a tener.

Personalmente opino que esta herramienta diagnostica podría ser muy útil en el diagnostico de la depresión, y considerando más aún el contexto nacional en el cual vivimos, en donde esta enfermedad de cierta manera esta en “boga” y en crecimiento constantemente por lo que, es necesario contar con nuevos instrumentos y formas de aumentar el porcentaje de diagnostico de esta enfermedad y mejorar la Salud Mental del país.
El screening y diagnostico de depresión es en base a criterios clínicos, y esta sujeto a factores culturales, educacionales, sociales, entre otros, que han significado una mayor complejidad al momento de diagnosticar la patología. Por esto, herramientas como la resonancia magnética asociada este algoritmo SVM , que aporta información, que no esta sujeta a estos elementos que dificultan el diagnostico clínico, puede resultar muy útil como valor complementario al pilar diagnostico clínico. Por otro lado, la sensibilidad del instrumento resulta alta para un estudio de ese tamaño de población de estudio.
El único “pero”, es que en la Resonancia magnética es de un alto costo económico, y si bien la depresión mayor es una patología que se encuentra garantizada por el GES, solo esta garantizado el tratamiento, por lo que esta herramienta seria muy costosa para las personas en la Atención primaria de Salud.
Una vez mencionado esto, quiero finalizar en que encuentro muy importante ir avanzando en encontrar nuevas alternativas para tratar y solucionar los grandes problemas de Salud Mental en el país.