Empresa desarrolladora de Historia Clínica Electrónica es sobornada por empresas farmacéuticas para crear sistemas de Soporte a la Toma de Decisiones que promuevan la venta de productos dirigidos y no para favorecer al paciente

Ayer salió publicado en el Portal de Departamento de Justicia de USA, una multa que le fue cursada a la empresa Practice Fusion por permitir a diferentes empresas farmacéuticas “crear sistemas de Soporte a la Toma de Decisiones” que promovieran la prescripción de sus productos.

Link a la noticia
https://www.justice.gov/opa/pr/electronic-health-records-vendor-pay-145-million-resolve-criminal-and-civil-investigations-0

Practice Fusion es la 4ta HCE más implementada en USA (fue comprada en 2018 por Allscripts) y tiene un market share del 6,5%

¿Cómo fue el arreglo?
Practice Fusion recibió sobornos de 13 empresas farmacéuticas para crear reglas de Soporte a la Toma de Decisiones que favorecieran la prescripción de diferentes productos. Las farmacéuticas diseñaban con sus equipos de Marketing el mensaje que le aparecería a los médicos al prescribir y se implementaba.

La nota del Departamento de Justicia habla sobre la alerta ante dolor que promovía la prescripción de opiáceos de liberación prolongada que no siempre seguían las guías clínicas vigentes (promovían prescripción de fármacos no adecuados al paciente).

Esto demuestra que los sistemas clínicos son una poderosa herramienta que puede cambiar la forma en la que los profesionales tomamos decisiones. Así como a veces vamos por una calle “insegura” porque el Waze nos envió por ahí y “confiamos en su soporte”, lo mismo sucede con los sistemas de información clínicos. Si una alerta nos indica que es mejor A que B y nos da las opciones “Elegir A” o “Elegir B”, vamos a promover la elección de A independiente de lo que el sistema indique.

En la nota además se indica que Practice Fusion obtuvo falsamente la certificación ONC (certificación de USA para recibir pagos por “Meaningful use”) para varias versiones de su software de HCE, al ocultar a su entidad certificadora que el software de HCE no cumplía con todos los requisitos aplicables para la certificación (como ser uso de vocabularios controlados o permitir la descarga estandarizada de la HCE para que el paciente pueda llevarla a otro prestador).

Los Sistemas de Información en Salud son tan poderosos como las vacunas en la atención de los pacientes. Si uno al desarrollarlos presenta en primer lugar un fármaco y en segundo lugar otro, promoverá el uso del primero, lo mismo si agrega, o no, un fármaco o exámen de laboratorio en un ORDER SET (grupo o batería de indicaciones).

2 Me gusta

Si, leí la noticia cuando salió, y más allá de los detalles técnicos y tecnológicos implicados, me alarma que luego de tanto tiempo salga a la luz.
Es decir que para evitar que pasen cosas como esta deben implementarse estrategias de control especializadas, y fiscalizaciones mucho más intensivas tanto de las guías clínicas aprobadas para las instituciones o sistemas de salud, como para los algoritmos que supuestamente las aplican en los sistemas digitalizados de diagnóstico, prescripción y tratamiento.
Es decir, no es novedad que hayan existido casos donde las guías producidas incluso por sociedades científicas se encuentren manipuladas según intereses comerciales. Pero ante ello las revisiones con criterios GRADE y otros mecanismos de estandarización de evaluaciones y decisión de inclusión han ayudado mucho, al menos a disponer de documentos más transparentes. Ahora, si el sistema corrompe luego la tendencia de cada decisión, es una enorme estafa.

2 Me gusta

Lamentable que la inmensidad de poder que poseen los sistemas de información en salud, que en sus inicios fueron creados para optimizar la información a favor de la atención de los pacientes, pudiese ser usado para fines comerciales. No sólo va en contra de el porqué fue creado, además invade la privacidad dejando de lado la importancia de estas plataformas para un mejor cuidado y salud de la población. Esto es solo 1 de tantos que pretenden dar mal uso de la información que es estrictamente confidencial, y me pregunto qué debemos hacer para que estas situaciones salgan a la luz y sean sancionadas como corresponde? Esto supone un real desafío para la informática y la salud
La indicación de medicamentos o cualquier otra indicación dirigida a los pacientes, deben nacer única y exclusivamente con la intención de favorecerlo, con una atención personalizada y no un algoritmo que deje de lado sus necesidades. Además contribuye a un mejor desarrollo de sistema de salud y el ahorro de intervenciones innecesarias. Haciendo las cosas bien, todos ganan

Las historias clínicas electrónicas son, sin duda, una herramienta tan necesaria estos días que es difícil imaginar que estas no sean usadas, sin embargo, si estas nos son utilizadas de manera responsable, como pasó en este caso, pueden traer efectos más negativos que positivos. En la noticia, Christina E. Nolan dice que las compañías involucradas en el fraude, al incitar a los médicos a recetar opioides que muchas veces no eran adecuados al paciente, permitieron que un momento tan íntimo, como la consulta médica, se vea fuertemente afectado. Además, muchos médicos no se daban cuenta de esto, porque, como mencionas, si alguien nos entrega dos opciones, y nos dicen que una es mejor que otra, vamos a terminar eligiendo la que nos dicen que es mejor. A todo esto se suma la creciente adicción de opioides que existe en Estados Unidos, lo cual hace que la situación sea aún más grave. Es decepcionante que empresas relacionadas con el área de la salud, como farmacéuticas o la misma empresa que desarrolla las historias clínicas electrónicas, no tengan como prioridad velar por la salud de las personas.
Situaciones como esta genera en todos, o la gran mayoría, una sensación de desconfianza hacia los médicos y sistema de salud, e incluso puede causar que la salud de los pacientes se vea fuertemente perjudicada. También, causa que esta herramienta tan útil sea mirada con malos ojos y pierda su credibilidad, por lo tanto, es sumamente importante seguir buscando otros responsables de este tipo de delitos, para hacer de la historia clínica electrónica una herramienta cien por ciento confiable lo cual va a repercutir de manera positiva en la salud de todos.