2020 - el año de la Telemedicina en Chile

Hoy 3 de enero de 2020 se publica en el Mercurio una previa de lo que será el próximo ARANCEL de FONASA, el seguro público de Chile.

Se incorporan 6 códigos que van a hacer surgir a la Telemedicina en la Modalidad de Libre Elección, esto quiere decir que esos códigos podrán ser usados para financiar las actividades telemédicas tanto para los asegurados por el seguro público (FONASA) como los asegurados por los seguros privados (ISAPRES).

4 códigos impulsarán los programas de tele-interconsultas neurológicas para pacientes con ACV

  • Trombolisis
  • Trombectomía mecánica
  • Tratamieno de ruptura de aneurisma
  • Teleconsulta con neurólogo

Los países que generaron códigos para financiar el tratamiento a distancia del ACV tuvieron un gran impulso en la creación de equipos de asistencia telemédica en urgencias.

Los otros 2 códigos que indica la nota son:

  • Teleconsulta de Dermatología
  • Teleconsulta de Diabetología

2020, es el año de la Telemedicina en Chile. En todos los países, el año donde se crean códigos que financian la práctica telemédica es el año donde esta emerge y deja de ser un “piloto financiado por innovadores”.

¿Qué podría haber sido mejor?
Que en vez de crear un nuevo código, se cree un atributo (nueva columna) a los códigos ya existentes, permitiendo que la modalidad sea una nueva columna y agregando:

  • Presencial
  • A distancia
  • Híbrida

Lista de códigos existentes

Con la modalidad implementada, ahora para cada cosa que se haga por telemedicina deberá existir un nuevo código, y esto es un error conceptual. Si la indicación la dio un médico mirándome a los ojos a través de un escritorio o una pantalla debería ser indistinto. Cuando se crean códigos nuevos, se habla de “algo nuevo”, presentando a la consulta “tele” como diferente a la “presencial”. Y por más que hay muchas diferencias en verte o no, el concepto de “consulta” sigue inalterable (el paciente relatará sus condiciones y el médico tomará decisiones). La diferencia está, en que algunas veces, el médico tomará la decisión de decirle que necesita verlo para seguir con las indicaciones.

En el Diario Oficial de Chile el 1ro de febrero se publicaron los nuevos códigos de teleconsultas en la Modalidad de Libre Elección de Fonasa

Las mismas pueden consultarse por el sistema de aranceles de FONASA

image

Por lejos lo mejor que ha tenido esta crisis es el cambio brusco que han tomado todos los sistemas de salud en pro de la Telemedicina.

El 23 de marzo se autoriza a utilizar los códigos de Arancel FONASA para todos los tipos de atenciones. Ahora todo es posible hacerlo a través de la Telemedicina y tener financiamiento.

Se necesitaba de una pandemia para que nos despertemos.





2 Me gusta

Es el año de la Telemedicina probablemente también por otra razón más.

El mismo día 24 de marzo 2020 se promulgó la Ley relacionada con el TELETRABAJO que empezará a regir 30 días después de su promulgación (24 de abril 2020). Aquí está el texto de dicha ley. Que -al menos en teoría- debiera tener aplicación también en determinados contextos de la salud (los que se rigen por el Código del Trabajo).

En efecto, ya hay muchos profesionales de la salud que están en esa modalidad (tele-trabajo) de facto a raíz del brote COVID-19.